Inauguración de «Preguntas», muestra homenaje a Graciela Sacco en el Muntref

Este viernes 9 de marzo, se inaugurará en el MUNTREF Centro de Arte Contemporáneo la muestra “Preguntas” en homenaje a la reconocida artista argentina fallecida en noviembre pasado.

Su boca se refleja sobre una cuchara que grita: «¿quién come a quién?» en Bocanada. Un dedo acusa y toma la calle, persigue como un panóptico, en afiches y cortinas de vinilo increpa e incómoda con un ¿Quién fue?.

Bajo estas y mas Preguntas… se abre el homenaje a Graciela Sacco (1956 – 2017): mujer, artista, investigadora y docente argentina, cuyos trabajos fueron piezas fundamentales tanto de la BIENALSUR 2017 como del MUNTREF.

Sacco se obsesionó con los límites del poder, el límite del otro, las fronteras y la injusticia. Mediante sus preguntas e inquietudes, echó luz sobre el sentido y el lugar del arte. Su obra se justifica en gran parte por la idea de romper y abrir el espacio de las galerías y museos, cerrados y tradicionales, jugando con nuevos lenguajes callejeros, abiertos y públicos, interpelando la cotidianeidad. En este sentido, desarrolló la relación entre arte y vida cotidiana en su investigación Tucuman Arde (1968), donde recupera y analiza la intención de los artistas de generar una estructura que permitiera intervenir el espacio público con lo que los medios de comunicación intentaban ocultar. 

El modo de hacer arte de Sacco fue marcado fuertemente por la política, lo social y su compromiso con su contemporaneidad, «para mí hacer obra es un modo de pensar, un modo de entender lo que pasa alrededor”. 

Dialoga con temáticas como las protestas sociales, la actitud humana que las  imágenes expresan, las fronteras, la relación entre lo público y lo privado, entre lo no convencional y lo cotidiano, cuestiones que plasma y discute en sus obras mediante diversas técnicas.

En Nada está donde se cree (2014), exposición que supo recopilar, bajo la curaduría de Diana Wechsler, las obras más notables de Sacco, también se explora la politización de la vida urbana y la cotidianeidad.  La muestra se presentó en el viejo Hotel de Inmigrantes, espacio que cobra otro sentido la participación de Graciela Sacco, quien en sus trabajos indaga sobre las migraciones, los exilios, la conflictividad social y las distintas batallas cotidianas. Elegir este lugar como el sitio específico en donde por unas semanas albergar su mundo implica redefinir, resignificar y afirmar su trabajo desde el espacio y viceversa, señalar el sitio con la obra de Sacco.

Para Sacco la técnica nunca fue inocente, “lo que se me presenta es cómo hago esto con el impacto que lo siento y como lo puedo transmitir desde ese mismo lugar”, en esta búsqueda por la genuinidad de reflejar cómo siempre la atravesó el contexto, se sirve de las técnicas, sin enmarcarse y limitarse en un soporte o recurso. 

Ser mujer y artista es una obra bien difícil, en lo que tiene que ver con posicionar y construir carrera en un ámbito de poder, que más bien está cubierto por varones. La ideología, todavía dominante, sobre lo que significa ser mujer, está basada en interpretar como derivados de una naturaleza “hipotéticamente femenina” los roles y funciones que deben asumir las mujeres. Si se une a la permanencia en el campo del arte, de una ideología carismática que, a la vez que niega la incidencia del sexo en la obtención de reconocimiento artístico, ensalza la figura del artista y concibe, implícitamente, el “genio creador” como un atributo masculino (Battersby, 1989), en el contexto actual se reproducen estos factores e ideas que fomentan la permanencia de minorización social de las mujeres artistas y de sus obras, por esto fue y es importante el lugar que ocupó Graciela Sacco en el entorno artístico, como ejemplo y como inspiración. 

“Violencia es un muro que divide una ciudad. La movilización de la gente no es violencia, es energía que se condensa y va hacia un lado en función de lo que se necesita”.  (Fuente: La Tetera)

A partir de su muerte, el duelo se convirtió en palabra, compromiso y lucha, dando luz a un “compromiso para la práctica artística feminista”, que destaca 37 puntos importantes sobre la responsabilidad cotidiana de las artistas. Desarrollado por más de 26 mujeres del arte, en 72 horas de diálogo por mail, el documento “tuvo un eje concreto: cambiar las prácticas machistas y hacer una lista desde el malestar, pero también desde el deseo”, explicó Leticia Obeid Lavaca

El próximo viernes 9 de marzo a las 13 horas, en el marco del mes de la mujer, se inaugurará Preguntas… una muestra-homenaje sobre Graciela Sacco. La exposición curada por Diana Wechsler Fernando Farina recupera los trabajos e indagaciones principales de la artista rosarina. El homenaje tendrá lugar en MUNTREF Centro de Arte Contemporáneo.